Palabras del Director

Es con placer, después de muchos años transcurridos dirigiendo establecimientos educativos franceses en el extranjero y también en Francia, en diferentes colegios y liceos parisinos, que he  venido a pilotear el Lycée Français de Santa Cruz, en Bolivia, en asociación con la Agence pour l´enseignement français à l`étranger (AEFE) - la agencia para la enseñanza francesa en el extranjero (AEFE), que nos garantiza su sostén pedagógico e institucional.

Este joven establecimiento, tiene ya una dimensión respetable, este año con 670 alumnos inscritos y en continuo crecimiento. Necesita continuar su desarrollo de manera de hallar una estabilidad, una perennidad acorde a sus ambiciones. Es por este motivo que, desde el mes de octubre pasado, solicitamos la homologación de sus cursos de première ( 5to grado de secundaria) y de Terminale (sexto  grado de secundaria), de manera de tener el conjunto del plan de estudios escolar francés homologado, desde las clases de inicial  hasta el bachillerato. Esto permitirá facilitar a nuestros alumnos una orientación post bachillerato y gozar de un reconocimiento cada vez mayor por parte de todos los sistemas escolares del mundo.

La motivación de todos aquellos que trabajan en este Lycée desde su creación, tanto de los profesores como de los otros funcionarios, es lograr la implantación de un establecimiento escolar francés de calidad en Santa Cruz de la Sierra, articulado en torno a valores humanos, valorizando a las personas en su diversidad, trabajando por los derechos de los seres humanos, por el desarrollo (o formación, o capacitación) de los ciudadanos del mañana, capaces de enfrentar los desafíos del siglo XXI, en el marco de la globalización y de la toma de conciencia de la realidad de nuestro planeta.

Para lograr tales objetivos, los alumnos de nuestro establecimiento aprenden a convertirse en ciudadanos multiculturales y plurilingües. Si bien la mayoría son de nacionalidad boliviana, se vuelven todos en parte franceses. En efecto, nuestros alumnos no aprenden únicamente la lengua francesa, sino que adquieren también conocimientos lingüísticos y culturales en francés, español e inglés. La adquisición de los valores de estas tres culturas, harán de ellos ciudadanos capacitados y conscientes de los desafíos globales del mundo. Ellos se inscriben en la formación de ciudadanos del mundo para el mañana.

Este recorrido escolar y cultural permite desarrollar el espíritu crítico de los alumnos, lo cual constituye una herramienta fundamental para poder analizar la complejidad del mundo, para saber decir no cuando es necesario y para saber tomar decisiones de manera independiente.

Desarrolla también la empatía, la tolerancia, la apertura hacia los demás y el respeto mutuo.

Nuestros alumnos desarrollan la comprensión de otros pueblos. Aprenden otras culturas las cuales respetan también, a través de sus propios sistemas de valores y de sus propias perspectivas. Aprenden la tolerancia.

Es por todo esto que nosotros creemos en una educación que promueve el pluriculturalismo, el plurilingüismo, el laicismo, la apertura internacional y el espíritu crítico, la ciudadanía, la igualdad entre los sexos y el respeto hacia el prójimo, el desarrollo sostenido, para participar en la construcción de un mundo de paz, de un mundo mejor.

Arnaud Duperay

Director/Gerente General

Colegio Francés de Santa Cruz-Bolivia

logo mini.png